domingo, 21 de diciembre de 2014

RUTENG, PUEBLOS TRACIONALES Y HOMO FLORESIENSIS..

Desde LabuanBajo cogimos un típico bus local que nos llevó tras mas de cuatro de ruta hasta la ciudad de Ruteng. Aquí teníamos la intención de visitar pueblos tradicionales, ver las plantaciones de arroz en forma de tela de araña y el atractivo histórico-antropológico de visitar la cueva donde hace años hallaron el esqueleto del homo floresiensis.
Entre todos contratamos a Ferry, un guía local y profesor de ingles que pronto se hizo nuestro amigo. El intercedió y alquilamos un Bemo, típica furgoneta de trasporte local, con la que duarnte un largo día recorrimos los lugares mas representativos de la comarca.
Los pueblos tradicionales, o mejor dicho semi-tradicionales nos aportaron momentos arquitectónicos muy interesantes además de compartir tertulias con los lugareños. Las plantaciones de arroz nos regalaron paisajes espléndidos y las aventuras y desventuras en el bemo, pusieron la nota divertida al día, pues llegamos ha quedar atrapados en barro hasta un par de veces.
Pero lo mas impresionante del día para mi fue visitar la cueva de Lian Bua, donde entre 2003 y 2004 se encontraron los restos no fósiles del Homo floresiensis ,que habitó hasta hace pocos miles de años en la isla de Flores. El descubrimiento es extraordinario, porque estamos hablando de un homo diminuto en tamaño y cerebro, que es contemporáneo al homo sapiens.
Me quede o mas bien nos quedamos fascinados ante este descubrimiento y su particular historia. Pues se ha descrito a esta isla de Flores como un lugar "perdido" donde las especies arcaicas habían evolucionado a formas gigantes y formas enanas. Había elefantes diminutos y por el contrario aves o reptiles gigantes, algo asombroso.
Este homo floresiensis apodado como "hobbit" tiene una antigüedad de 74.000 años, y además de los distintos restos encontrados de varios individuos se encontraron utensilios adecuados al tamaño de estos humanos. Además esta historia me asombró cuando me contaron que se supone que esta especie sobrevivó hasta hace 12.000 años y que coexistió con el hombre moderno que llego a la isla hace 30.000 o 50.000 años. Se dice que pudieron desaparecer por la erupción de un volcán en la isla, con la cual desaparecieron muchos otros animales  gigantes y diminutos,así como distinta flora. Esto chocaría con la evolución lineal hasta ahora claramente tomada como tendencia.
Otra cosa alucinante, es que se sospecha que sobrevivieron hasta no hace mucho tiempo, incluso que los holandeses los vieron hace 500 años. Hay también una leyenda que cuenta los lugareños sobre los denominados Ebu Gogo, que dicen que eran cavernícolas pequeños, peludos, de lenguaje algo pobre, y de pequeño tamaño que fueron vistos en la época colonial asi como hace menos de un siglo, hay quien dice aún que puede haber individuos ocultos aún en las junglas no exploradas de esta isla o islas vecinas......¡vamos todo una pasada!
































From Labuan Bajo we went on our last adventure together with Max and Julien, after already having said goodbye to Steph.
The route leading to Ruteng was amazing. We passed kilometers of green rice paddies, beautiful mountains and small towns... a trip where you cannot close your eyes in fear of missing something.
In Ruteng we met a local english teacher Ferry, who soon became our friend and guide. We have rented a bemo- a taxi-van, that would take us on a trip around Ruteng. We have visited some villages where old style- traditional houses are still in use. We even got to enter one of them and spent some time with one of the four families that lived there. We also stopped several times to take a look at the rice paddies, which are shaped like spiderwebs here in the region. We also had some emergency stops to get the bemo out from the mudd:)
And in the cave of Lian Bua we saw the real hobbit.... In the years 2003/04 the partial skeletons of nine persons were found in the caves, among them one skull. There are many theories on what kind of humian species it might have been. Homo Floresiensis was very small- that's why it is often referred to as hobbit (only about 1,06 m high). It is very probable that it was still living on the island, when homo sapiens arrived on Flores- this would explain the popular myths from the island, that tell the stories of small people living in the jungle...

Po pożegnaniu Stephena w porcie Labuan Bajo, ruszyliśmy na ostatnią wspólną wyprawę  Julienem i Maxem. 
Droga prowadąca do miastecka Ruteng była tak niesamowita, że ani na chwilę nie mogliśmy zmrużyć oka... Pejzaże za oknem były zbyt ciekawe, pełne zielonych ryżowych pól, potężnych gór i uroczych małych wiosek. W Ruteng poznaliśmy lokalnego nauczyciela angielskiego. Ferry szybko stał się naszym przyjacielem, a za naszą namową również przewodnikiem po okolicy. Wynajęliśmy bemo, czyli- taxi- furgonetę, w której spędziliśmy cały dzień podróżując po małych wiejskich drogach, co czasem kończyło się ugrzęźnięciem w błocie...
Zwiedziliśmy tradycyjne wioski, gdzie część ludności nadal mieszka w tradycyjnych drewnianych domach pokrytych strzechą. Zostaliśmy nawet zaproszeni do jednego z takich wielorodzinnych domostw. Ciekawostką okolic Ruteng są pola ryżowe mające kształt pajęczych sieci.
Mieliśmy take okazję zobaczyć prawdziwego hobbita... W latach 2003/04 w jaskiniach Lian Bua odnaleziono 9 niepełnych szkieletów ludzkich, w tym jedną czaszkę. Szkielety szybko zakwalifikowane zostały jako Homo Floresiensis- człowiek z Flores. Pieszczotliwie nazywany jest on hobbitem, co zawdzięcza wyjątkowo niskiemu wzrostowi- wszystkie znalezione kości wskazują na  średni wzrost ok 1,06 metra. Bardzo prawdopodobne jest, że Homo Floresiensis żył na wyspie do czasów, kiedy opanowana ostała ona przez Homo Sapiens- tłumaczyłoby to genezę popularnych na wyspie Flores mitów o maleńkich ludziach  dżungli...

sábado, 20 de diciembre de 2014

KOMODO Y RINCA, ¡LOS DRAGONES DE KOMODO!.

Jamás pensé en que un día acabaría llegando a estas islas. Los documentales y las imágenes de los dragones me evocaban a tierras remotas, a lugares inaccesibles. Pues bien, finalmente estas islas ni estaban tan lejos y ni eran tan inaccesibles. 
El barco en su tercer día de travesía tenía como meta llegar a Komodo, todos estábamos un poco acelerados, inquietos y con muchas ganas de descubrir los encantos de aquella isla tan misteriosa para todos hasta aquel instante.
Aquí junto a la puerta del Parque Nacional de Komodo sentí la sensación de adentrarme en uno de los confines mas remotos del planeta. Los "rangers" nos esperaban y junto a cuatro de ellos emprendimos un trekking; las primeras impresiones eran acerca de lo seca que era la isla, sobre su curiosa vegetación, como las palmeras que florecían y morían. Pasados diez minutos vimos por primera vez un Dragón de Komodo (veranus komodoensis ) que estaba plácidamente tirado en la sombra. Aluciné con su tamaño, con sus gestos, verlo era una de las cosas mas maravillosas de este viaje.
Después de este encuentro, recorrimos durante otra media hora, un sendero hasta una colina, desde la cual divisar la forma de la isla. Mas tarde sólo pudimos ver mas ejemplares entorno a la cocina de los rangers. Y aquí empieza mi critica, estos ejemplares son cebados por ellos, para que los turistas puedan hacerles fotos y así ahorrarse muchos el tener que hacer caminatas en busca de ejemplares. Pero en fin, tras un baño en la playa y charlar con un lugareño, un pescador que vive en la isla y que me enseño dos dragones mas, debajo de su casa, emprendimos rumbo al barco. Debo decir que algunos volvimos un poco desilusionados por la forma en que todo se había acontecido, el trekking fue corto y ver dragones "domesticos" no era ni mucho menos lo que esperábamos de aquella isla considerada desde el 2011 una de las siete maravillas naturales del Planeta.
Los Dragones de Komodo habitan en las islas de Komodo, Rinca, Padar y algunas islas mas pequeñas colindantes a estas, esta zona fue declarada Parque Nacional en 1980, ademas hay también una pequeña población de individuos en la isla de Flores.
Así que el cuarto día de travesía en el barco, empezaría con una visita a otra isla del Parque Nacional, la isla de Rinca, para intentar ver ejemplares. Aquí todo fue mejor, el trato de los rangers y la hora a la que fuimos (7h de la mañana) propiciaron que todos disfrutáramos de unas horas en aquella isla. Unos cuantos nos decidimos por hacer el trekking mas largo y tuvimos la suerte de ver diversos ejemplares. Vimos varios adultos, vimos incluso dos Dragones en procesos de cópula y lucha, algo alucinante ver el tamaño de ellos cuando se ponían de pie luchando, también vimos varios ejemplares jóvenes unos en los senderos y algunos mas pequeños aún en los árboles, donde viven hasta que tienen un tamaño propicio para huir de los dragones mas grandes que pueden atacarlos para comérselos. Aquí también había búfalos, caballos, ciervos y jabalíes de los cuales vimos algunos entre la maleza. Y por su puesto que también había los dragones "domesticos" en la cocina de los rangers......
Me quedaré con la sensación de haber podido ver un animal único, tan hermoso como mostruoso, tan enorme como escurridizo, tan peligroso como autentico, un superdepredador ,vulnerable por la actividad humana...

KOMODO









                                                                                                                                                                                        photo by Julien


                                                                                             Javan deer





RINCA




















Woodpecker & Kobra


Komodo Island always seemed such a faraway place. Impossible to visit. Surreal. 
And there we were... at Komodo... as simple as that.
Komodo is on of the islands of the Lesser Sunda chain. Even though the dry climate makes it seem inhabitable- there are about 2000 people living there in two main villages. The inhabitants are descendants of former convicts and sulawesian Bugis people. 
Komodo is known for the huge manitor species living here (and surrounding islands): Varanus Komodensis- the Komodo Dragons. The local people believe that the dragons all come from the dragon/lizard pricess Orah, who was a twin to a human boy.
Probably the dragons are a relict population of lizards, that lived here and in Australia until the Pleistocene. The Komodo monitors can grow to over 3 meter in length and weigh up to 70kg. The dragons are strictly cornivorous. They kill their prey with the saliva that contains about 57 species of bacteria and the venomous bite. Only 12 meals a year are necesary for them... they attack even the big water buffaloes and Javan deers (animals that live on the islands, but are not native )
The Komodo Dragons can be found on Komodo, Rinca and some smaller surrounding islands aswell as in the western part of Flores. 
To me meeting the dragons was a mixed experience. We were supposed to stay at least 3hours on the island, instead we only had half of this time... We chose to do an hour and a half trekking, which in reality lasted only about 40 minutes... and the dragons, that were supposed to be so difficult to spot and live freely... were all gathered around the restaurants kitchen...waiting for the food, that some of the rangers feed them...
At least the visit to Rinca Island was more pleasant. There we had the opportunity to really see the island (during the long trek) and see the enviroment, where the dragons, and all the other animals, live. On our way we saw some wild pigs, monkeys, woodpeckers, cobras... and off course the most important: Komodo Dragons. I'm not sure how random the meeting with the huge monitors was... we saw them very close to the inhabited part of the island... but still- so much better to see them in their natural ecosystem... not lying underneath the houses... 
Still- beeing able to see these unique animals made a lifetime memory to us. I mean... we walked around between th Komodo Dragons...how cool is that?

Komodo nigdy nie było miejscem, które planowałam odwiedzić... wydawało się tak dalekie, że aż nieosiągalne...  
Okazało się, że to niezwykłe miejsce wcale nie jest tak daleko:) 
Komodo rozsławione zostało za sprawą największych żyjących obecnie jaszczurek- waranów z Komodo. Żyją one jednak nie tylko na Komodo ale również na wyspie Rinca, w zachodniej części wyspy Flores oraz na wielu maleńkich okolicznych wysepkach, należących do archipelagu  Mniejszych Wysp Sunda.
Waran z komodo według najnowszych badań jest najprawdopodobniej żyjącym reliktem po gadach żyjących w Indonezji i Australii aż do Plejstocenu. Mieszkańcy wysp wierzą, że warany- zwane smokami, są potomkami smoczej księżniczki, które powiła bliźniaki: chłopca-człowieka i dziewczynkę- warana.
Warany mogą osiągnąć naprawdę imponujące rozmiary: ponad 3m długości i 70kg wagi. Są mięsożerne, żywią się zarówno wodnymi bawołami i jawajskimi jeleniami, jak i mniejszymi zwierzętami zamieszkującymi wyspy. Zabijają zarówno trującym jadem jak i powodując infekcję poprzez oplucie ofiary 57 różnymi gatunkami bakterii zamieszkujących ich ślinę... później już tylko czekają aż zwierzę padnie- po czym powoli się posilają, samotnie lub grupowo. Taki posiłek wystarczyć może nawet na miesiąc.
Niestety wizyta na Komodo była dla nas wielkim rozczarowaniem. Owszem, wyspa jest piękna i ciekawa a warany robią wielkie wrażenie...ale niestety nie dano nam wystarczająco dużo czasu na nacieszenie się pobytem na wyspie. Treking, który miał trwać półtora godziny zajął zaledwie ok 40min, a warany (i jelenie) okazały się być udomowione, niż hodowane na wyspie kurczaki!
Komodo to park narodowy, mimo to strażnicy dokarmiają warany (informacja sprawdzona!chociaż strażnicy twierdzą, że warany wabione są zapachami z kuchni)... Wokół restauracyjnej kuchni i w parku zawsze wyleguje się kilka najedzonych resztkami waranów- a to chyba mija się z ideą ochrony gatunkowej w naturalnym środowisku...
Dużo lepiej wyglądało to na wyspie Rinca. Owszem- udomowione warany były i tam... ale przynajmniej spacer po wyspie był wystarczająco długi, abyśmy mogli przyjrzeć się temu niepowtarzalnemu ekosystemowi. Wyspa jest bardzo sucha- prawie pustynna, nawet w porze deszczowej pada tu niewiele co powoduje ciągły deficyt wody pitnej. Podczas trekingu zobaczyliśmy dzikie świnie, kobrę, całe tłumy makaków, ptaki takie jak dzikie kuropatwy oraz dzięcioły. Oczywiście udało nam się też dojrzeć warany- niektóre z nich podejrzanie blisko siedziby parku, inne jednak zupełnie przypadkowo w dużej odległości od siedzib ludzkich.
Komoda i Rinca to naprawdę wspaniała przygoda, która pokazała nam po raz kolejny, że nie ma miejsc "zbyt dalekich" ani rzeczy "zbyt niezwyczajnych".